De niño de la calle, a empresario con 5 empleados

0

Yhody es un joven empresario de 29 años beneficiario de la Red Educativa Fe y Alegría en Bolivia, en colaboración con Entreculturas y Fundación Accenture

Yhody tenía solo 7 años cuando ingresó en la ‘Ciudad del Niño’ del Padre Antonio Berta de Cochabamba, Bolivia. Hoy tiene 29 años, una familia y una empresa de tornería industrial que da empleo a 5 personas, pero sigue señalando el día que entró en la ‘Ciudad del Niño’ (que rescata niños de la calle y en situación de abandono para ofrecerles un hogar donde vivir y una educación) como el más importante de su vida.

Antes de entrar en ‘El Hogar’, iba por el mal camino. Vivía en la calle y me dedicaba a robar. La Ciudad del Niño me acogió, me proporcionó un hogar, una educación y me convirtió en una persona para bien.

Allí aprendió también un oficio, el de mecánico industrial, en el Instituto Tecnológico de la institución, implantado por la Red Educativa Fe y Alegría, gracias al respaldo de la ONG Entreculturas y la Fundación Accenture.

Fue una oportunidad grande para mí y creo que la aproveché. Mi formación me permitió encontrar un empleo en una tornería cuando cumplí los 18 años y ya no podía continuar en ‘El Hogar’, y tras 5 años de experiencia en el oficio, ya he creado mi propia empresa: Tornería HP. Un amigo me dijo que luchara por mis sueños porque si no otro me haría luchar por los suyos y me decidí a dar el paso. Cuando necesito un empleado nuevo, intento ofrecerles el puesto a chicos que salen de ‘Ciudad del Niño’ en busca de su primer empleo, como forma de agradecimiento al ‘Hogar’.

La venezolana Evelyn de 17 años tiene un sueño: montar su propio estudio de arquitectura. De la mano de Entreculturas y la Fundación Accenture ha cursado un Módulo de Informática que le ha permitido encontrar un empleo como administrativa.

Desde que finalizó esta formación apenas ha tardado un par de semana en encontrar trabajo en Condimentos La Económica, una empresa alimentaria en la que realiza todo tipo de labores administrativas desde la gestión de pedidos hasta la llevanza de la contabilidad. El plan de Evelyn es destinar su nómina a financiar su formación como arquitecta en la Universidad de Zulia para montar, en un futuro, su deseado estudio y después, completar su formación con otra carrera universitaria.

Evelyn vivió 13 años en la Institución Fe y Alegría, donde ingresó con solo cuatro. Su agradecimiento a la institución es evidente y asegura ser afortunada “ya que sé que si no hubiera estado en la Institución Fe y Alegría posiblemente no hubiera tenido acceso a la formación que me ha permitido encontrar este trabajo”.

Estas historias no son más que dos de los casos de los 95.000 jóvenes de América Latina que han adquirido competencias profesionales gracias al programa de formación profesional impulsado por Entreculturas y la Fundación Accenture entre 2011 y 2014, y cuya segunda fase se inició hace un año con el objetivo de formar a más de 80.000 jóvenes más de América Latina, África y España antes de 2018, con el objetivo de mejorar su empleabilidad y darles un futuro laboral

Programa de Entreculturas y Fundación Accenture.

Este programa, que se lleva a cabo junto a varias organizaciones de la red de Entreculturas en terreno, la red educativa de Fe y Alegría en 18 países de Latinoamérica y en Chad; Bachillerato Arrupe en México; Radio ECCA en España y el Servicio Jesuita a Refugiados en Uganda y Sudáfrica, centra su aporte de valor en la inclusión laboral de colectivos vulnerables.

24.000 jóvenes de 18 países participan en las formaciones online que se imparten en el marco de este programa y cuyo objetivo es dotar a los alumnos de competencias personales y laborales que les permitan acceder, permanecer y progresar en el mercado de trabajo actual.

De forma paralela Entreculturas y Fundación Accenture han formado a 3.000 docentes en el manejo de los recursos formativos, a través de la plataforma de e-learning de Accenture,  para que puedan enseñar después a sus estudiantes a través de ellos.

Este programa fomenta tanto el emprendimiento, como el contacto de los alumnos con el medio laboral a través de un servicio de intermediación ofrecido por los centros educativos. Gracias a estos servicios, hasta el momento, más de 10.000 estudiantes de 18 países se han formado en contenidos de alta demanda y 2.700 de ellos han logrado insertarse en el mercado laboral.

Según el director de Entreculturas, Daniel Villanueva, “la formación profesional es una inversión clave para ofrecer un futuro mejor a los jóvenes que viven en los contextos más desfavorecidos. Con Accenture, en Entreculturas apostamos por dar una formación integral, adaptada a los nuevos tiempos y al mercado, para facilitar y mejorar su inserción.”

Por su parte, Ana Millán, directora general de la Fundación Accenture, asegura que “en la estrecha colaboración de ya más de 10 años con la Fundación Entreculturas, hemos logrado establecer soluciones duraderas e innovadoras que generan resultados tangibles y medibles de desarrollo del talento y de  integración laboral”.

La colaboración de la Fundación Accenture con Entreculturas forma parte de  una iniciativa de la compañía más amplia, llamada “Skills to Succeed”, que persigue dotar a más de tres millones de personas en todo el mundo de los conocimientos necesarios para obtener un trabajo o iniciar un negocio. La contribución de Accenture al actual programa de la Fundación Entreculturas es de 3,4 millones de euros, a los que Accenture España añadirá otros 4,6 M en soluciones tecnológica, formativas y servicios pro bono.

Fotografía y texto: Elisa García Paleo @elisa_gpaleo

Share.

Comments are closed.