El aluminio de Nespresso será 100% reciclable en 2020

0

La capacidad de reciclaje a nivel mundial de Nespresso es del 92% y en 2020 será del 100%

Nespresso quiere garantizar que cada taza de café pueda generar valor tanto en el medio ambiente como en la sociedad. Esta filosofía quedó plasmada ya en 2009 con el lanzamiento del Programa Ecolaboration, con objetivos medioambientales a 2013. 2010 Nespresso renueva su compromiso con “The Positive Cup”, la hoja de ruta de sostenibilidad de Nespresso a 2020. Esta estrategia busca mejorar todas las etapas de la cadena de valor de la compañía, desde el país de origen hasta el momento en el que el consumidor disfruta de su café, estableciendo diferentes áreas de actuación: aprovisionamiento y distribución del café, lucha contra el cambio climático, y abastecimiento y reciclaje del aluminio con el que se fabrican las cápsulas de café de la marca.

Obtención del café

Nespresso se ha marcado el objetivo de que en 2020 el 100% de la gama permanente de café Nespresso sea sostenible a través del Programa AAA Sustainable Quality™. Este programa nace en 2003, en colaboración con Rainforest Alliance, para fomentar relaciones a largo plazo con los caficultores, promoviendo maneras de trabajar más sostenibles que permitan producir café de alta calidad, año a año.

100.000 caficultores en 13 países como Colombia, Etiopía o Kenya ya participan en esta iniciativa para lograr que la producción del café sea sostenible desde el punto de vista medioambiental, social y económico. A ello contribuyen 450 agrónomos de Nespresso, que ofrecen asistencia personalizada a los caficultores y herramientas para gestionar sus plantaciones de café. Nespresso invierte anualmente 40 millones de francos suizos en asesoramiento técnico y tarifas Premium para caficultores en el marco del Programa AAA.

“La plataforma Reviving Origins, desarrollada en colaboración con TechnoServe busca recuperar cultivos de café en riesgo de desaparecer debido a adversidades como conflictos bélicos, crisis económicas o desastres naturales, potenciando la revitalización de la economia en estas comunidades, creando oportunidades tangibles para los productores” Myriam Sainz, Strategic Initiatives Directora de TechnoServe

“Desde Fairtrade, y junto a otros agentes, en 2014 nos sumamos a la iniciativa de Nespresso que permitió desarrollar un programa piloto de pensiones en Caldas, Colombia, al que se han aportado más de 2,2 millones de dólares para ayudar a proteger las tierras, las familias y el futuro de los productores de café” John R. Loughridge, Chief Value Officer de Fairtrade International

Aluminio sostenible

El potencial sostenible del aluminio ha sido otro de los temas tratados durante la jornada.

“Elegimos el aluminio para nuestras cápsulas por ser un material infinitamente reciclable y ser el más adecuado para preservar la frescura, calidad y sabor de nuestros cafés, evitando envases adicionales para su conservación.” Thomas Reuter, Director General de Nespresso España

Como parte de los compromisos de ‘The Positive Cup’, el objetivo es que todo el aluminio que se utilice en las cápsulas de la marca a partir de 2020 sea 100% sostenible. Con este fin, Nespresso firmó un acuerdo con Rio Tinto para colaborar en la producción de aluminio de origen responsable a través de la certificación para la Gestión del Aluminio (ASI). ASI establece una serie de estándares para promover la protección de la biodiversidad, el respeto por los derechos de los pueblos indígenas, la gestión del agua o la reducción de emisiones durante la producción del aluminio.

“El aluminio producido de manera responsable, especialmente el fabricado con energía hidroeléctrica, tiene un papel importante a jugar para impulsar el progreso humano. Es un material que se utiliza para reducir el carbono y aumentar el reciclaje en una amplia gama de productos, desde envases de alimentos y bebidas, hasta edificios, aviones, automóviles, ordenadores o teléfonos” Paramita Das, General Manager, Global Marketing and Development de Rio Tinto

Además de ser infinitamente reciclable, es un material muy versátil y resistente, capaz de soportar los cambios bruscos de temperatura y de mantener intactas sus características con el paso del tiempo.

Reciclaje de cápsulas

Una parte indispensable de la estrategia de Nespresso para 2020 es el reciclaje; conseguir que una cápsula Nespresso puede seguir generando valor una vez usada. Por ello, el objetivo es que la capacidad de reciclaje a nivel global sea del 100%. El año 2018 se cerró con una capacidad de un 92%, y se seguirá invirtiendo e innovando para implementar sistemas de recogida y reciclaje de cápsulas que permitan alcanzar las metas marcadas.

‘The Positive Cup’ también establece como objetivo alcanzar un 30% de cápsulas recicladas a nivel global, y se está trabajando en esta dirección, ya que el curso pasado se cerró con un 27,8% de cápsulas recicladas.

En España, además, este 2019 se celebra el décimo aniversario de la llegada del sistema de recolección y reciclaje propio de Nespresso. A través de más de 1.650 puntos en toda España, los consumidores pueden reciclar sus cápsulas gracias a un sistema pionero en el mercado español.

En los últimos años, la evolución de la tasa de reciclaje en España ha sido muy positiva, gracias a la ampliación de los puntos de recogida y una cada vez mayor concienciación de nuestros clientes para no desperdiciar el inmenso valor como recurso de una cápsula de café. De 2016 a 2018, se ha doblado la tasa de reciclaje. El objetivo de Nespresso es alcanzar una tasa de reciclaje del 20% en 2020. Un objetivo ambicioso que necesita de la colaboración de todos, tanto para aumentar las cantidades recogidas, como para hacer que el reciclaje sea lo más cómodo y sencillo posible para los ciudadanos.

En estos 10 años se han invertido 7 millones de euros en el mantenimiento de un sistema propio y en promover la recolección y reciclaje de cápsulas en España. Están acelerando la inversión en el sistema: solo en los últimos 3 años han doblado la inversión realizada en los 8 años anteriores.

En Francia, Nespresso forma parte de la CELAA (Club de l’Emballage Léger en Aluminium et en Acier), una organización que ha desarrollado un proyecto piloto a partir del cual las cápsulas de café de aluminio y otros productos de aluminio y acero ligero se pueden depositar en el contenedor amarillo. “Antes, la clasificación y reciclaje de envases de aluminio ligero se consideraba díficil a nivel técnico. No obstante, a través de este proyecto piloto en Francia, se ha demostrado que no es así y que se puede conseguir una buena rentabilidad si se invierte en las infraestructuras adecuadas”, ha comentado Delphine Thiébaut, Consultora Com’Publics para CELAA.

La segunda vida de la cápsula

El ciclo de la vida de la cápsula no termina cuando se deposita en un punto de reciclaje, sino que su inmenso valor como recurso posibilita una segunda vida. A nivel internacional, ya han desarrollado diferentes objetos como la navaja Victorinox, el bolígrafo Caran D’Ache o la bicicleta Vélosophy.

El proyecto de Arroz Solidario nació en 2011 con el propósito de aprovechar los posos de café las cápsulas recicladas para elaborar un compost con el que cultivar arroz que posteriormente se dona a Bancos de Alimentos. Cuando las cápsulas llegan a la planta se separa el aluminio con el que están elaboradas de los restos de café. El aluminio se separa y se incopora de nuevo en el ciclo productivo, contribuyendo así a la economía sostenible. Nuestro editor, Juan Royo Abenia, ha colaborado en la divulgación de este proyecto junto con la periodista Nuria Roca.

Posteriormente, el poso del café se somete al proceso de compostaje. El poso se transforma en un abono orgánico que utilizamos para fines agrarios, para cultivar campos de arroz en la zona del Delta del Ebro, en Tarragona. Nespresso posteriormente dona este arroz a la Federación Española de Banco de Alimentos, que lo reparte entre los Bancos de Alimentos que gestiona en toda España. Desde el inicio del proyecto se han repartido 850 toneladas de arroz a 1 millón y medio de personas.

Lucha contra el cambio climático

Nespresso también busca combatir los efectos del cambio climático, reduciendo la huella de carbono de la actividad de la compañía y ayudando a que los caficultores puedan ser más resilientes ante estas amenazas medioambientales.

Uno de los objetivos es alcanzar una reducción del 28% en la huella de carbono, casi un 10% adicional respecto a 2016. Aquella parte que sea imposible reducir, Nespresso lo compensará con la plantación de árboles en las zonas donde cultivamos nuestro café. Así, se alcanzarán los 5 millones de árboles plantados en países de origen antes de 2020, el equivalente a nuestras emisiones de nuestras operaciones. A finales de 2018 ya habían plantado 3,5 millones de árboles en el marco del programa con socios como PUR Project.

Las máquinas de Nespresso hacen posible un sistema de consumo de precisión que utiliza la cantidad exacta de granos de café, agua y energía necesarios para preparar una sola taza, lo que ahorra recursos, reduce los residuos y minimiza la huella de carbono.

Share.

Comments are closed.