Coca-Cola quiere devolver a la naturaleza TODA el agua de sus bebidas

3

Coca-Cola desarrolla 7 proyectos en España para devolver a la naturaleza el 100 % del agua de sus bebidas. Solo “Misión Posible” en el Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel ahorró 3.000 millones de litros de agua, asesoró a  400 regantes y tuvo un SROI de 18,6 euros por cada euro invertido, entre 2012 y 2017

La escasez de agua afecta al 40 % de las personas del planeta. La agricultura consume el 70 % del agua en el mundo. El 75 % de todas las extracciones de agua industrial se utilizan para la producción de energía.
La jornada “Globalmente responsables. ODS#Objetivo 6: Cada gota cuenta” puso en contexto el sexto objetivo de Desarrollo Sostenible de la ONU: garantizar la disponibilidad de agua, su gestión sostenible y el saneamiento para todas las personas.

En 2017 Coca-Cola España devolvió el 76 % del agua contenida en sus envases (2.439 millones de litros), a través de 7 proyectos de restauración de humedales, reforestación, monitorización de aguas subterráneas y desarrollo de tecnologías para un uso eficiente de agua. Aquí la colaboración público-privada es fundamental en la protección de entornos de gran valor ecológico, como la albufera de Valencia, las Tablas de Daimiel en Ciudad Real, o la desembocadura del río Guadalhorce en Málaga entre otros, y con las que Coca-Cola pretende alcanzar en 2020 el reto de devolver el 100% del agua que utiliza en España.

Creación de valor  socioeconómico a la zona en la que se desarrollan

“Por cada euro invertido por la Compañía en la iniciativa Misión Posible, se retornan a la sociedad 18,6 euros, contabilizando en valor actual neto inversiones que, en su vertiente ambiental, generan valor hasta un período aproximado de 50 años después de la inversión inicial” Juan José Litrán

El proyecto Misión Posible de WWF España nace en 2012 y ha lanzado 3 tecnologías gratis para ayudar a 400 agricultores de forma directa de una de las regiones agrícolas más productivas de España a hacer un uso más eficiente del agua. Se trata de planear sus cultivos en función del agua que tienen autorizada para regar. 1.000 alumnos han sido formados, se han reforestado 210 hectáreas y se han ahorrado 2.900 millones de litros de agua.

Otros proyectos hídricos de Coca-Cola en España

  • La restauración hidrológica a través de aguas residuales depuradas de los humedales de Paraje Natural de la Desembocadura del río Guadalhorce, de la mano del Centro de Hidrogeología de la Universidad de Málaga
  • La revitalización del corredor de Can Fenosa, único espacio que gracias a este proyecto, desarrollado con la colaboración de Acció Natura y los ayuntamientos de Martorelles y Montornès del Vallés, todavía conecta el parque de la Serralada de la Marina con el río Besós.
  • La Universitat Jaume I (UJI) y el Instituto Geológico y Minero de España (IGME) quieren desalinizar los acuíferos de La Vall d’Uixó en Castellón que habían sido invadidos por el Mediterráneo como consecuencia de su sobreexplotación.
  • SEO/BirdLife, Acció Ecologista-Agró, la Universitat de València y la Universitat Politècnica de València quieren mejorar la calidad del agua de la Albufera de Valencia con un sistema de filtros verdes.
  • Plantando Agua de ECODES, la Universidad de Zaragoza, el Gobierno de Aragón, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Universidad de Barcelona, en la Comarca de las Cuencas Mineras de Teruel para asegurar el suministro de agua a través de la recuperación controlada de hectáreas de bosque y el manejo del ganado.

Ahorro de su consumo de agua de Coca-Cola y mejora la eficiencia en todos sus procesos

Desde 2010 ha conseguido un 16 % de mejora, pasando de una ratio de 2,18 a 1,89 litros de agua empleada por cada litro de bebida producida. Un avance que ha permitido a la compañía ahorrar miles de millones de litros de agua en los últimos años reduciendo así su huella hídrica.

Share.

3 comentarios

  1. Luis Manuel Insua Lago on

    Hoy en día nos encontramos en una situación que para nada era de esperar décadas atrás. La escasez del agua supone un gran problema para 2.400 millones de personas en el mundo. Por si fuese poco, se espera que esta situación se agrave para 2025, cuando la estimación de personas que tendrán que convivir con escasez de agua alcancen a dos tercios de la población del planeta.
    Sin duda son datos desalentadores, por lo que proyectos como los que está desarrollando Coca-Cola son, sin ninguna duda, necesarios. Allá por 2012 cuando esta organización puso en marcha voluntariamente el Proyecto Misión Imposible para salvar las Tablas de Daimiel (reserva de la biosfera en La Mancha Húmeda con gran cantidad de agua), seguramente fuese muy complicado llegar a imaginarse los enormes beneficios alcanzados en favor del medio y de la sociedad en general. Y es que se pretendía devolver al estado original este increíble lugar, recuperando la inmensa bolsa de agua de más de 5.500 kilómetros cuadrados de extensión. La recuperación todavía no es íntegra pero el agua embolsada ya es de 3.000 millones de litros.
    Tomando como ejemplo su Proyecto pionero el objetivo es llevar a cabo el desarrollo de otros Proyectos a nivel España, teniendo como premisa la devolución a la naturaleza de toda el agua de sus bebidas. Es evidente la concienciación de Coca-Cola del impacto que supone su acción sobre todos los grupos de interés. Sin embargo, me gustaría dejar dos cuestiones abiertas sobre la generación de los impactos de las organizaciones en la sociedad. A la vista de las ventajas que generan este tipo de acciones a la colectividad, ¿cuál podría ser el motivo de que sean escasos planes como los llevados a cabo por Coca-Cola? ¿la maximización del YO en lugar del NOSOTROS o desinformación unido al desinterés?
    En mi opinión la mayoría de las organizaciones centran su objetivo en “ganar dinero” dejando al margen los impactos sufridos por terceros. Desafortunadamente, la maximización del YO es una práctica muy común actualmente y que resulta necesario cambiar si lo que queremos el llegar a alcanzar los 17 objetivos de desarrollo sostenible planteados, los cuales se encuentran relacionados, y donde el agua y su saneamiento ocupan un lugar fundamental.

    Luis Manuel Insua Lago

  2. Gracias por tu comentario Luis. Es importante que las organizaciones comuniquen sus buenas prácticas para generar un efecto imitación

  3. Rafael Díaz Rodríguez on

    Hoy en día la escasez se encuentra entre los riesgos globales más altos del mundo (enumerados por la ONU y ek World Bank), por ello la política de sustentabilidad que Cocacola España está llevando a cabo me parece muy positiva.

    La escasez de agua se desarrollará de manera exponencial durante las próximas décadas debido al incremento de la población esperada. A día de hoy la población mundial asciende a los 7.300 millones de personas (datos del World Bank) y se espera que en 2030 se alcancen cifras que rondan los 10.000 millones (datos de la ONU). Esto no simplemente supone que se necesitará más agua para la propia subsistencia de la población, sino que también se necesitará para el regado de más cultivos y la producción de más energía.

    Cocacola tiene en conocimiento estos terribles pronósticos y está tratando de poner su grano de arena para llegar al objetivo clave: la sustentabilidad. Sin contentarse por haber devuelto a la naturaleza en el año 2017 el 76% del agua contenida en sus envases su objetivo para el año 2020 es devolver el 100%, una meta que parece inalcanzable, pero si alguien tiene los recursos para hacer esta hazaña realidad es Cocacola.

    Todo esto lo consigue a través de la creación de proyectos de desarrollo de nuevas tecnologías para realizar un uso más eficiente del agua tratando implementarlas en diferentes áreas con alto consumo agua como la agricultura. Un ejemplo de ello es el proyecto realizado en Tablas de Daimiel, una de las principales áreas de agricultura, que a causa del mal empleo del agua la zona quedo casi en situación de sequía. Gracias a Cocacola y a la WWF se rediseño el modelo de actividad de los agricultores tratando de planear los cultivos en función del agua que van a necesitar. El consumo de agua se puede estimar gracias a la implantación de sensores a lo largo de la cuenca hidrográfica del Guadiana que recolectan información con la que se puede calcular el tamaño de los cultivos en función del agua disponible. Como resultado se redujo el consumo de agua en 300 millones de litros. Sabiendo que se podría mejorar esta marca se instalaron sensores en los viñedos para tratar de medir la humedad de la tierra, y saber en que momento es necesario regar. Con esta medida se consiguió ahorrar hasta 60 millones de litros de agua más y ha proporcionado un retorno social y ambiental de 18.6€ por cada Euro invertido.

    Como conclusión he quedado muy satisfecho con este tipo de medidas, ya que no simplemente se trata de realizar una buena labor, sino de resolver un problema real y de alta necesidad que muchas otras empresas dejan pasar por alto. Sin duda la manera de actuar de Cocacola es un ejemplo que si otros decidieran seguir contribuirían a la creación de una sociedad 4.0 autosostenible que pueda vivir en harmonía con la naturaleza.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.