Luz al final del tunel: Sostenibilidad y tecnología

0

Big data y apps para monitorizar y evitar contagios, Inteligencia Artificial para anticipar escenarios futuros previsibles; proliferación de la Impresión 3D de objetos imprescindibles; y trabajo remoto y plataformas de comunicación. Banca y pequeño comercio serán motores para reactivar la economía local

Nuevos modelos de negocio más sostenibles y la utilización de la tecnología para generar impacto positivo son las principales tendencias que marcarán la sociedad del futuro según señalan Paradigma Digital, multinacional española especializada en la transformación digital de las empresas.

La tecnología es la palanca para hacer frente a cadenas de producción más cortas, a envíos más eficientes y rutas optimizadas, a la automatización de servicios de centro de atención telefónica o a la uberización tecnológica y organizativa del trabajo.

“La crisis de salud y económica del COVID-19 va a cambiar las reglas de los negocios; la tecnología se está erigiendo como principal motor para la salida de la crisis y generación de impacto positivo” Alejandro Rodríguez, Impact Strategist en Paradigma Digital

1. La realidad aumentada contribuirá a acortar el distanciamiento social. Situaciones comunes como un concierto, un evento deportivo o reunión son inviables a corto plazo, ¿cómo superar este contexto? Los avances en realidad aumentada y extendida pueden establecer un puente que acorte el distanciamiento físico, dotando a la comunicación digital de un cierto sabor analógico y sensación de cercanía que tanto echamos en falta.

2. El diagnóstico avanzado por la Inteligencia Artificial y el Deep Learning acelerarán y simplificarán la forma en la que diagnosticamos las enfermedades. Estamos ante una sociedad que demanda anticiparse ante una enfermedad como hemos visto en el caso del COVID-19. Científicos chinos implementaron en cuatro semanas un sistema de diagnóstico mejorado por imagen CT gracias a redes de neuronas con una precisión de un 0,991 en menos de 1 segundo analizando una tomografía. Actualmente está desplegado en 16 hospitales. Y hay diversos proyectos muy avanzados en el diagnóstico por la voz a través de la aplicación de deep learning a grabaciones de la voz del paciente como Open Sigma o Covid19 sounds.

3. Big Data e IA ayudarán al ecommerce a modelizar la demanda con mayor precisión. Después de esta crisis el sector retail espera un crecimiento del ecommerce que va a suponer un reto logístico y de aprovisionamiento imposible de gestionar sin las tecnologías adecuadas.

4. Banca y pequeño comercio utilizarán la tecnología para llegar a un nuevo modelo de consumidor, más sostenible y local. El sentimiento de pertenencia social ante una situación de crisis global hace que la apuesta por lo local tome fuerza como motor de reactivación de las economías. Es en este contexto donde cobra sentido favorecer la apuesta por un consumo local las entidades bancarias tienen la oportunidad de ofrecer plataformas que incentiven el comercio local, bonifique, incentive y facilite a la gente comprar en negocios locales de este tipo. Bien vía una app o con un propio producto físico tipo tarjeta. Banca y pequeño comercio serán motores para reactivar la economía local.

5. Blockchain e Inteligencia Artificial serán las palancas para agilizar la justicia. El Real Decreto-ley 16/2020, de 28 de abril, de medidas procesales y organizativas para hacer frente al COVID-19 en el ámbito de la Administración de Justicia pretende adaptar la Administración de Justicia a las nuevas tecnologías, con el fin de agilizar los trámites y ayudar a desatascar la actividad judicial, que lleva suspendida meses.

6. En la economía silver, los seniors serán el foco de la oferta digital de todas las compañías. La situación de aislamiento que ha provocado el COVID-19 ha reducido la brecha digital en los seniors que, en muchos casos, se han visto obligados a hacer uso de la tecnología para adquirir productos y servicios. Es el momento para que las compañías preparen sus servicios y productos para un sector senior que si fuera un país sería la tercera economía mundial. La contratación de microservicicios de atención domiciliaria, la habilitación de nuevos canales de comunicación y venta, como Whatsapp, o la mejora de los servicios de teleasistencia se muestran como alternativas tecnológicas para paliar el daño que han sufrido modelos de negocio más tradicionales, como el de las residencias.

7. Una cultura y formas de trabajo Agile determinarán el futuro de las empresas. El trabajo en remoto está revelando grandes deficiencias en las compañías, desde la falta de confianza hasta la falta de autonomía en los equipos que se traduce en cuellos de botella o la lentitud en la toma de decisiones entre otras. Las compañías que cuentan con una cultura y formas de trabajo Agile, donde se fomentan roles y modelos de liderazgo diferentes, han conseguido adaptarse más rápidamente a la crisis, y esta capacidad puede determinar el futuro de estas.

“Está claro que, ante la crisis, la primera acción de todas las empresas ha sido intentar sobrevivir reduciendo costes. Pero es tiempo de cambiar de actitud, de aceptar que la realidad social ha cambiado y que estamos ante una nueva oportunidad de innovar y crear valor para la sociedad, es hora de avanzar, necesitamos compañías valientes y responsables dispuestas a construir modelos de negocio más sostenibles y utilizar la tecnología para generar impacto positivo”

Share.

Comments are closed.