Lo que no son cuentas, son cuentos: la materialidad de la ISR

0

Spainsif celebra una reunión dedicada a la materialidad en la ISR: sin datos de calidad sobre los aspectos de sostenibilidad de las empresas, el inversor está huérfano de elementos para valorar

Los criterios ambientales, sociales y de buen gobierno (ASG) en el proceso de estudio, análisis y selección de valores de una cartera de inversión requieren una nueva formulación. El análisis de materialidad es imprescindible para que los inversores tengan una radiografía completa de los aspectos relevantes del negocio.

Spainsif y Cecabank abordaron la cuestión desde distintos prismas:

  • la relevancia de los esfuerzos en sostenibilidad sobre la rentabilidad de las empresas
  • la selección de empresas en carteras de fondos de impacto social
  • los aspectos que resultan relevantes para la supervisión de una entidad depositaria respecto a las políticas de inversión de fondos sostenibles.

En la medida en que la información suministrada por las empresas esté relacionada con los asuntos “materiales” de su sector, le será más fácil a los analistas calificar a la empresa dentro de la categoría de ASG, facilitando así la amplitud del universo inversor. El futuro marco regulatorio del Plan de Acción de Finanzas Sostenibles de la Comisión Europea está orientado en esta línea de “materialidad”, que tiene su base en la estandarización que va suponer la “taxonomía”.

Es necesario también mejorar la gobernanza de las Instituciones de Inversión Colectiva.

Existen diferencias sectoriales y geográficas de significatividad de los criterios de sostenibilidad en la inversión, apoyándose en la evidencia empírica. Hay una relación positiva entre la materialidad, en términos de sostenibilidad, sobre el rendimiento financiero. Solo las firmas que se enfocan en temas de sostenibilidad materiales, es decir significativos, realmente asociados a su negocio, pueden tener ventajas competitivas, que se traducen claramente en una mejora del resultado financiero en el largo plazo.

El desarrollo en volumen y calidad de datos apoyan la relevancia de los criterios ASG en la rentabilidad financiera y la cotización de las empresas.

Share.

Comments are closed.