La revolución de las emociones

0

¿Estamos ante el fracaso de la racionalidad? ¿Será la emoción el gran motor de cambio? ¿Qué papel tienen el arte y la cultura en la movilización y transformación social?

La nueva edición de Quiero Filosofía: ‘La revolución de las emociones’ contó con la presencia de

  • Isabelle Le Galo, directora para España de la Fundación Daniel y Nina Carasso
  • Ana Ara, responsable de Programación de Matadero Madrid y co-comisaria de ECO Visionarios y Blanca de la Torre, comisaria experta en arte y sostenibilidad
  • Rosa M. Tristán, periodista ambiental y colaboradora de la revista El Asombrario que ejerció de moderadora

Y coincidió con la semana en la que se ha celebrado la Cumbre de Acción Climática (23 de septiembre), la huelga climática mundial y el cuarto aniversario (25 de septiembre) de los ODS.

“Vivimos tiempos de urgencia a nivel medioambiental y social en los que nos enfrentamos a desafíos sin precedentes. Ante el fracaso de la razón para hacer frente a los retos que tenemos, necesitamos movilizarnos para la acción. Creemos que a través de la emoción será desde donde podremos impulsar los verdaderos cambios y el arte y la cultura son grandes aliados para pasar a la acción y amplificarla” José Illana, socio de Quiero, durante la inauguración del encuentro.

“A través del Arte Ciudadano pretendemos conseguir una transformación social. Arte Ciudadano es aquel que está participado, conectado con la sociedad y los artistas, que trabaja el largo plazo y transforma a las personas y las organizaciones. Por eso, queremos que el arte vuelva a estar en el centro de la educación y la investigación porque junto con la cultura son necesarios para desarrollar el espíritu crítico de las personas” Isabelle Le Galo

La Agenda 2030 y la crisis climática estuvo muy presente durante el diálogo de ‘La revolución de las emociones’. Ana Ara, responsable de Programación de Matadero Madrid y co-comisaria de ECO Visionarios: arte para un planeta en emergencia, indicó que con esta exposición “queremos movilizar a la sociedad frente al cambio climático y ayudar a entender cómo nos afecta a todos esta problemática, porque creemos que desde el arte es posible empezar a hablar de las emociones”.

“El arte opera en lo simbólico y tiende puentes hacia lo emocional, lo que hace que sea un lenguaje más universal. Así, es necesario que el arte sea transdisciplinar y aborde la desigualdad, el medio ambiente, la cuestión de género o el ecofeminismo para transmitir los desafíos sociales y la mejor manera de hacerlos es incluir los ODS en todos los proyectos culturales” Blanca de la Torre

El arte no está directamente representado en los ODS, pero aparece implícito a través de la educación, la dignidad de las personas, el fortalecimiento de las comunidades o el impulso de las alianzas. La Agenda 2030 pone coherencia y hace que la gente se movilice”. Mientras que Ara consideró que “la utopía ha estado muy presente en el arte durante los últimos 10 años, pero parece que ha quedado en un segundo plano, como el cambio climático, que ya no se piensa en la mitigación si no en nuestra adaptación a las nuevas temperaturas y consecuencias.

CUADRO ODS

Durante el encuentro se presentó el cuadro “17 ODS”, elaborado por María Luisa Pérez Pereda por encargo de Quiero, con el que la consultora pretende reinterpretar artísticamente los 17 ODS para movilizar a los ciudadanos.

La obra se presentará en Sustainable Brands® Madrid 2019, el encuentro internacional de referencia en Europa en materia de desarrollo sostenible, que se celebrará del 17 al 18 de octubre en el espacio Centro Centro del Ayuntamiento de Madrid.

Share.

Comments are closed.