Los inversores institucionales no invierten sin información no financiera

0

Los inversores institucionales demandan cada vez más información no financiera a las empresas (como cuestiones medioambientales) y que recoja clara y concisamente los riesgos sobre los resultados de las compañías y cuantifiquen los riesgos sobre una pérdida potencial de la inversión.

Según el segundo estudio Tomorrow’s Investment Rules 2.0 de EY, el 41% afirma descartaría una inversión si no contase con documentación de este tipo. El 62% de los inversores considera que la información no financiera es clave en todos los sectores y  no sólo en el energético, como era tradicional.

Los riesgos ambientales y sociales tienen mayor peso en las decisiones de inversión de los grandes inversores institucionales y, sin embargo, el 64% afirma que las empresas no los detallan adecuadamente.

El 80% de los inversores institucionales exige que los consejos de administración avalen la información no financiera de las empresas. El 39% asegura que pedirá a las empresas que proporcionen información más detallada en el futuro. El estudio completo AQUÍ.

Engagement

Por otro lado, Mirova, la gestora ISR de Natixis AM, acaba de lanzar el primer Informe Mirova Engagement que explica cómo han ejercido su influencia para asegurarse que los temas de desarrollo sostenible se tengan más en cuenta en los mercados financieros y da a conocer las mejores prácticas en materia de inversiones socialmente responsables que se han recogido a través de la plataforma colaborativa de engagement que la entidad lanzó en 2014.

La plataforma colaborativa de engagement de Mirova ofrece a la compañía, y a los socios que decidan sumarse, la oportunidad de influenciar a las compañías a través del diálogo en materia de inversiones socialmente responsables.

Hay abiertas dos iniciativas de engagement: una en torno al riesgo en la gestión en la cadena de la oferta en empresas TIC y en el sector textil, y otra en torno a la exploración en el Ártico, y planea lanzar una tercera en torno a la transición hacia la economía baja en carbono en enero del próximo año.

Share.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.