Alicia Gracia, Directora de Social In Way

0

“La reputación no define quién eres, sino cómo lo haces”

.- ¿Quién es Alicia Gracia?

De pequeña me decían que vivía en el País de las Maravillas (aún me lo dicen) y bueno, esos viajes me ayudaron a pensar que siempre existen alternativas para hacer las cosas. Ahora me dedico a poner en marcha esas alternativas para construir un mundo mejor. En Social In Way ayudo a empresas y organizaciones en su estrategia de comunicación, promoviendo acciones sostenibles que generen valor a través de su reputación.

Colaboro en la sensibilización y difusión de campañas con la ONG Amigos de Odisha, que trabaja en el establecimiento de programas de desarrollo en esa zona de La India, a través de microcréditos, formación, proyectos de salud y construcción de centros de acogida.

También formo parte del grupo de Economía del Bien Común en Zaragoza, un movimiento que desarrolla una alternativa a los modelos de mercado actuales y en el cual la economía se basa en valores como la Confianza, Responsabilidad, Aprecio, Democracia, Solidaridad y Cooperación.

Procuro encontrar un ratito para cambiar el mundo junto a compañeros y amigos alrededor de un café.

Me gusta disfrutar de la gastronomía en compañía y pasear cuando hace sol.

.- ¿Por qué Responsabilidad Social Corporativa y Marketing?

Es fundamental ese vínculo. Cada vez más, la sociedad demanda más transparencia, honestidad y ética. Valores asociados a las personas se empiezan a exigir a empresas y organizaciones.

Las agencias de marketing (desde la comunicación, web, investigación de mercados como publicidad) deben transmitir estos cambios a las empresas como una oportunidad de negocio. Se debe trabajar con ética y se debe ser socialmente responsable en todos los ámbitos de la empresa.

Tradicionalmente, la RSC dependía del Departamento de Comunicación o de Marketing, e incluso se limitaba a campañas de comunicación e imagen puntuales, sin formar parte de la cultura de la organización.

Los valores de una empresa deben estar presentes desde la ideación del producto o servicio, hasta la comunicación y servicio post-venta, pasando por el proceso de fabricación y la gestión de Recursos Humanos.

.- ¿Puede ser rentable la RSC?

Por supuesto. Una empresa Socialmente Responsable va a generar más confianza al consumidor y a sus grupos de interés. Está claro, que para mantener cualquier tipo de relación duradera y beneficiosa, la confianza es la clave.

En concreto, hablamos de dar transparencia a todos los procesos, de garantizar situaciones de trato justo con proveedores, de promover una política de RSC dentro de la propia organización, de evitar prácticas que dañen a la competencia… Hablamos de promover valores colectivos y a tomar decisiones y acciones que inviten a mejorar el entorno social y medioambiental.

La RSC ha dejado de ser una cuestión de imagen para ser una herramienta empresarial: reducción de costes, captación y retención del talento, cooperación con los grupos de interés…

Si algo ha dejado patente esta crisis, es que los modelos tradicionales de negocio han fracasado. Se comienzan a plantear indicadores de riqueza alternativos a los cuantitativos, criterios que reflejen la rentabilidad de una organización desde una perspectiva de crecimiento y rentabilidad que aporte beneficio y bienestar a la propia empresa y a su entorno.

.- ¿Qué características deben tener las estrategias de una empresa socialmente responsable?

Alicia Gracia y Juan RoyoEn primer lugar, la empresa debe analizar en qué destaca, cuál es su valor añadido, para plantearse qué valor social y empresarial genera con esa actuación. El planteamiento de la estrategia debe nacer desde la sostenibilidad, porque ya no se concibe el corto plazo y la inmediatez, y se debe fundamentar en la involucración de los grupos de interés integrando los pilares económico, social y ambiental; porque lo que nos diferencia no es lo que hacemos, sino como lo hacemos.

.- ¿Cómo ves el futuro de la RSC?

Soy optimista respecto a la visión de futuro de la RSC, pero optimista con fundamento. Para que algo comience a consolidarse necesita la base de un marco legal, algo que parece obvio, resulta reciente en el campo de la Responsabilidad Social.

La RSC está llena de matices y contenidos, e incluye temas tan diversos y difíciles de precisar como la ética, la transparencia, el medio ambiente, la innovación social, los derechos humanos, etc., lo que ha dificultado que se abordara con objetividad desde un punto de vista legal.

Recientemente, la Unión Europea ha impulsado una normativa para dotar de mayor transparencia la gestión de las grandes empresas; un instrumento necesario para generar confianza en los inversores.

En España hay varias organizaciones, como el Observatorio de Responsabilidad Social Corporativa, que se encargan de potenciar la RSC en las empresas y sensibilizar de sus aplicaciones prácticas.

Y como hablamos de marketing y RSC, me gustaría destacar el Nuevo código ético del marketing de la Asociación de Marketing de España. En el documento se invita a las empresas, a que se comprometan en todas sus acciones, no sólo respetando la legalidad vigente, sino a garantizando la claridad y transparencia en todos sus procesos y relaciones.

Estos son sólo algunos ejemplos, queda mucho por hacer, pero desde luego, lo que ha puesto de manifiesto esta crisis es que la sociedad y el mundo reclamamos otra manera de hacer las cosas, y de hacerlas bien y con sentido común.

Entrevista: Juan Royo

Share.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.