Javirroyo, ilustrador y editor de El Estafador

0

“La economía es un mecanismo de control, con unas reglas que podrían haber sido otras, pero son las que son”

.- “Hijo mío, todo lo que ves un día será tuyo. No veo nada. Exacto …” ¿Tan negro lo tenemos?

Bueno, esto es una frase de un chiste que da muy mal rollo, pero sí está un poco negra la cosa. Sobre todo porque los bienes en nuestro mundo, el más cercano y cotidiano, el de las personas que van a comprar al supermercado, está cada vez peor repartido. Con estos dirigentes ultras y antisitema que nos gobiernan ahora, lo peor de todo son los círculos viciosos que se van cerrando ante la falta de oportunidades de los menos afortunados económicamente. Por ejemplo, si no tienes dinero para pagarte unos estudios deberás trabajar (si puedes) en trabajos menos remunerados y especializados, y eso hará que debas permanecer en una clase social determinada y de nuevo seguirás sin dinero para pagar los estudios a tus hijos que seguirán perteneciendo a esa misma clase social.

.- La economía es la ciencia de asignación de los recursos escasos. Es una ciencia lúgubre (así la llamó Thomas Carlyle). El Estafador (y El meteorito) denuncia a los tramposos y a los poderosos…

La economía es un invento (como decía Antonio Baños, la economía no existe). La economía es un mecanismo de control, con unas reglas que podrían haber sido otras, pero son las que son. Hoy en día para mí, equivale a la religión en la Edad Media. La mayor prueba de ello es que hoy en día puedes burlarte de la religión, Jesucristo, Dios, etc… y esto resulta menos peligroso que meterte con una marca determinada (por la que puedes ir de forma más rápida a la cárcel). Todo el sistema en sí es una trampa, sí.

.- Pero no todo es fealdad, ignorancia, maldad en el mundo… Están los vinilos, los calendarios y las calcomanías de Chispum

Jajaja. Sí. No todo es blanco o negro. También hay colores.

.- “En esta época en la que todo parece ir a velocidades de vértigo, detenerse en la lectura de un libro parece impensable para algunas personas, mientras que para otras es un oasis en medio del caos actual” dice la última editorial de El Estafador. ¿Es cierto? ¿Hay dos tipos de personas? ¿Los que leen y los que no leen?

Por suerte casi todo el mundo lee, aunque sea en formatos fragmentados de twits. Donde realmente hay dos tipos de personas es en el plano productivo, creo. Son los que producen y los que viven de los que producen.

.- Hay autores que permanecerán ligados irremediablemente a su personaje de por vida. Le pasa aUderzo con Asterix, a Hergé con Tintin, a Gallardo con Makoki o a Javirroyo con la Cebolla Asesina. ¿Le debe algo a estas alturas de la película Javirroyo a la Cebolla Asesina?

Sí. Le debo haber aprendido a mirar el mundo desde el punto de vista de un vegetal con un cuchillo.

.- ¿Y qué más? ¿En qué maquiavélicos proyectos estás metido?

Tengo el proyecto de editar un libro con todos los dibujos negros que hablan de la crisis y que han venido apareciendo en El Estafador y un par más de los que ahora no puedo hablar porque son solo proyectos y aun no lo tengo muy claro…

.- ¿Qué pregunta te gustaría que te hubiera hecho y no he hecho? ¡Respóndemela!

“¿Podrías hacer algún tipo de afirmación contundente y definitiva?” “No.”

Entrevista: Juan Royo

Share.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.