Francisco Bono, Consejero de Economía y empleo del Gobierno de Aragón

0

“La RSC aporta un diferencial de calidad y experiencia”

.- Los datos macroeconómicos son agridulces. La disminución de la prima de riesgo ha conseguido abaratar el coste de la deuda pública española. Sin embargo se encuentra en 76.891 millones y ya supera el 94% del PIB. El déficit y el paro son otros lastres. ¿Cómo ve la botella, medio llena o medio vacía?

Siempre hay que mirar al futuro con esperanza y optimismo. Los indicadores macroeconómicos nos hacen ver ciertos signos de recuperación de la confianzade España en los mercados internacionales y una posición mucho mejor que la que teníamos hace un año y medio. Sin embargo, la repercusión de los buenos resultados en la economía familiar de los ciudadanos y en el empleo va a ser más lenta. De hecho, hasta que las empresas no recuperen su potencial productivo, no habrácreación de empleo neto. Pero estamos en la buena senda gracias a la mejora de la competitividad del sector público y del privado.

Respecto al control del déficit público, es una condición necesaria para la estabilidad de las cuentas públicas y para evitar que la financiación que están demandando las empresas acabe lastrada por las necesidades de las Administraciones. Estoy seguro de que al finalizar esta legislatura ambos indicadores -déficit y paro- acabarán siendo en Aragón mejores de lo que lo eran en mayo de 2011.

.- Desde políticas microeconómicas, para las que está facultado un gobierno regional, ¿cómo se puede “impulsar” la economía?

La única vía de crecimiento y generación de empleo a futuro, en la economía global y tecnológica del siglo XXI, es la COMPETITIVIDAD. Ésta, y no otra, es la “fórmula mágica” del ansiado nuevo modelo productivo. La competitividad no es otra cosa que la capacidad para mantener y conquistar mercados. Y eso sólo es posible mediante la adecuación de los costes a los ingresos y la diferenciación frente a los competidores. La competitividad es la suma de dos componentes. De un lado, laproductividad, es decir, la cantidad, calidad y organización de los recursos internos de las empresas. Y, en segundo lugar, la regulación (laboral, comercial, administrativa, etc.), que puede frenar o dinamizar las posibilidades de desempeño de las empresas a partir de sus índices de productividad. En nuestroGobierno, la “hoja de ruta” en ambos frentes está sintetizada en la Estrategia Aragonesa de Competitividad y Crecimiento, que lleva ya más de un año y medio en marcha, y cuyos programas cuentan con una dotación presupuestaria para este año 2014 de casi 500 millones de euros.

.-Usted ha asegurado que “tiene en mente” hacer otro Plan Impulso en 2014

Aragón ha sido la única Comunidad Autónoma pionera en acometer un plan para el fomento de la actividad empresarial y del bienestar social tras haber cumplido el objetivo de déficit en 2012. Fruto de ese cumplimiento, se produjo una ampliación del límite de gasto permitido para las Comunidades Autónomas cumplidoras, lo que permitió acometer el Plan Impulso 2013. Por tanto, para que podamos hacer una reedición del Plan Impulso en 2014, se tienen que dar varias circunstancias: que volvamos a cumplir nuestro compromiso con el déficit público de 2013, que la Unión Europea rebaje las condiciones para España y que el Gobierno central nos permita nuevamente relajar ese objetivo. Con ello queda demostrado que las políticas de austeridad aplicadas en el Gobierno de Aragón sí que traen consigo planes de reactivación económica que tienen impacto directo en el empleo y en la atención de las necesidades sociales de los ciudadanos.

.- ¿Qué opina de los emprendedores? Ya se habla incluso de “burbuja”…

El emprendimiento es una vía necesaria para la mejora competitiva de un país. De hecho, el Gobierno de Aragón cuenta con varios programas de ayuda a los emprendedores porque ellos representan en sí mismos el necesario impulso que la figura del empresario necesita en este país. La cuestión es que muchos proyectos de emprendimiento surgen como respuesta necesaria a la ausencia de un empleo por cuenta ajena y no todos reúnen las condiciones necesarias para prosperar con éxito. Pero ¿quién no se ha tropezado en su vida profesional alguna vez? Al menos hay que intentarlo, desarrollar un buen proyecto y nutrirlo con los mejores profesionales que puedan aportar experiencia en cada área. Sinceramente creo que hay que poner en valor la iniciativa que toman muchas personas –jóvenes y no tan jóvenes- para convertir sus proyectos en realidades empresariales y hay que proporcionarles los instrumentos necesarios para conseguirlo: formación y financiación, prioritariamente. Si después el proyecto no funciona, al menos habrán adquirido la experiencia del fracaso y aprenderán de sus errores para los próximos retos que tengan que afrontar.

Francisco Bono y Juan Royo.- La formación es indispensable pero también el acompañamiento o la unión de perfiles veteranos con otros más jóvenes…

Sin ninguna duda. Bajo mi punto de vista, la experiencia que aportan los años de desempeño profesional no es superable por ningún plan deformación intensivo. De hecho, las empresas que en sus equipos de trabajo combinan las fortalezas de un capital humano experimentado con el carácter innovador y el empuje de los nuevos talentos, acaban obteniendo mejores resultados que aquellas que se aventuran a jubilar anticipadamente a sus empleados a partir de determinada edad. Los bosques más frondosos cuentan con especies en extinción y plantas de savia nueva. La combinación equilibrada de ambos es la clave del éxito.

.- Uno de los grandes valores añadidos de Aragón es el turismo. ¿Cree que un turismo socialmente responsable generaría un mayor desarrollo del sector?

El potencial de Aragón como destino turístico es inmenso y su crecimiento va intrínsecamente vinculado al desarrollo de un tejido empresarial que sepa optimizar todas sus oportunidades. Aunque muchos se empeñan en enfrentar la explotación turística con la conservación natural, creo que ambas actividades pueden convivir alcanzando un equilibrio. Hoy en día cualquier actividad económica ha de sersocialmente responsable y más aún el turismo, cuya supervivencia y crecimiento está intrínsecamente ligado al respeto de los recursos naturales. En Aragón, el segmento de mercado que atrae el turismo de naturaleza y aventura es muy importante y el perfil de consumidor que viene por nuestros paisajes y nuestras montañas busca una oferta diferencial de calidad y de experiencia que el tejido hostelero ha de saber satisfacer para proporcionar un servicio de excelencia. Creo que ahí reside la verdadera responsabilidad social del turismo, porque con cada visitante que viene a Aragón nos jugamos nuestra imagen y nuestro prestigio frente al mundo.

Entrevista: Juan Royo
Fotografías: Marta Gasca

Share.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.