Una RSC entendida desde el liderazgo

Lo que está bien hay que dejarlo como está. Y mejorarlo. Y de los errores hay que aprender para evitar que se vuelvan a repetir. La política, la economía, la cultura, el deporte son pilares de nuestra sociedad. En estos momentos convulsos se requiere unidad, transparencia e interés general (Economía del Bien Común, lo llaman muchos amigos, RSC lo llamamos otros).

En una sociedad irritada y en muchos casos irritante, es indispensable buscar el consenso y rehuir el conflicto. Y para todo ello se requieren líderes. ¿Todo el mundo está capacitado para ser líder? NO.

Un líder necesita experiencia. Un líder necesita haber fracasado. Un líder necesita haber tenido éxito. Un líder necesita capacidad de sufrimiento. Un líder necesita bondad. Un líder necesita empatía. Un líder necesita carisma. Un líder necesita cercanía.

La trayectoria de Jorge Garbajosa como jugador de baloncesto tiene todo lo que un ejecutivo de cualquier multinacional anhelaría disponer: desde la gestión de equipos /multidisciplinares e internacionales) hasta la marca y la reputación, desde la tolerancia a la frustración (derrotas, lesiones) hasta la grandeza (éxitos) y la humildad (proyectos sociales).

Que el director de RSC de una entidad opte por convertirse en su Presidente es una grandísima noticia para todos aquellos que entendemos la economía exclusivamente en clave de sostenibilidad.

Nuestro baloncesto es reflejo de los valores que muchos compartimos. La importancia de la mujer, de la internacionalización, de la deportividad, de la honestidad, de la solidaridad… son algunos de los valores que Jorge Garbajosa representa.