Natalia Amiano, Directora de Marketing y Comunicación en Fundación CODESPA

El Voluntariado Corporativo para el Desarrollo, una relación win-win para luchar contra la pobreza

Natalia AmianoEl Voluntariado Corporativo (VC) para el Desarrollo es aquel voluntariadoimpulsado por empresas y sus empleados, que se implementa con la intención de mejorar las condiciones de vida de colectivos de escasos recursos, en países en vías de desarrollo. Estas iniciativas son una de las mejores herramientas para la transferencia de conocimientos profesionales y técnicos de las empresas y sus profesionales hacia estas zonas, al tiempo que se refuerzan los valores empresariales, el desarrollo de habilidades, y se logra integrar en la Responsabilidad Social Corporativa de las empresas elaporte y participación de los empleados.

Frente a otras modalidades de VC, éste se caracteriza por varios elementos particulares, como son:

  • Las actividades del voluntario están directamente relacionadas con sus conocimientos y experiencia profesional.
  • Estos programas requieren de una inversión en tiempo y dinero mayor por voluntario que otros programas de voluntariado.
  • Las empresas que apuestan por el VC para el Desarrollo son empresas con una cultura de compromiso social arraigado.
  • Se exige al empleado un alto nivel de formación en el plan de trabajo y de sensibilizaciónentorno al contexto del país y la comunidad a la que va a viajar.
  • Requiere de un trabajo en equipo entre diferentes personas de diferentes culturas con perfiles y visión de la realidad muy diferente.

Un programa de VC para el Desarrollo puede configurarse por diferentes actores en función de las posibilidades del programa. Sin embargo, desde un punto de vista teórico, los actores involucradosson: empleados de la empresa, la empresa como organización, la organización facilitadora representada en una ONG de Desarrollo, una ONG local que trabaja como contraparte de la ONG facilitadora y las comunidades beneficiarias, que son las personas con y para las que se trabaja en los proyecto.

Teniendo en cuenta el modelo de programa y lo que implica, todos los agentes que participan son, a su vez, beneficiarios de una manera u otra. En diversos encuentros y foros especializados, las organizaciones que trabajan en el ámbito del VC para el Desarrollo coinciden en que, si songestionadas correctamente, estas iniciativas albergan interesantes beneficios para todas las partes implicadas:

La comunidad beneficiaria y la ONG local adquieren nuevos conocimientos y habilidades de que les ayudan a mejorar su calidad de vida. A su vez, tienen una experiencia deintercambio cultural que resulta beneficiosa.
Por su parte, los voluntarios aumentan su satisfacción en el trabajo y adquieren o refuerzan habilidades como el liderazgo o la gestión del trabajo en contextos no habituales. El intercambio cultural y la experiencia con estilos de vidas diferentes también resultan positivos para el trabajador.
La empresa, a su vez: mejora el clima de la organización: la motivación, satisfacción y sentimiento de pertenencia; aumenta la atracción y retención del talento; integra a susempleados en su acción social; y mejora su imagen corporativa posicionándose en el ámbito de la RSC. Al mismo tiempo, supone una oportunidad para conocer nuevos mercados y contextos en los que actuar.
La ONG facilitadora aprovecha recursos humanos cualificados para la asistencia técnica al proyecto contribuyendo a mejorar el impacto del mismo en la población en la que se trabaja. Además, se abre una puerta a una posible colaboración futura con la empresa en otros ámbitos y/o con mayor grado de implicación de las partes.

Desde CODESPA, en el marco de nuestro programa Profesionales para el Desarrollo llevamos a cabo proyectos de VC para el Desarrollo desde el año 2001. A lo largo de este tiempo hemos desarrollado proyectos junto a importantes empresas nacionales e internacionales: Carrefour, Accenture, La Caixa, Antena 3, entre otras. Desde nuestra experiencia podemos afirmar que la implementación de un programa de VC para el Desarrollo exitoso pasa por un proceso de reflexión interno de la organización empresarial. Lejos de iniciarse como una acción puntual dentro o fuera de la RSC de la empresa, si se desea sacar el máximo partido a esta inversión económica, institucional y personal, se han de asentar y definir los objetivos y las estrategias para lograrlos.

Este artículo ha sido elaborado a partir del manual ‘Guía de Voluntariado Corporativo para el Desarrollo’ escrito por Silvia Loro (@SilviaLoro85) y María Jesús Pérez (@ajeper). Este manual será presentado próximamente durante un curso organizado por CODESPA sobre voluntariado corporativo.