Ignacio Barraqué, director de Marsi Bionics

Investigación al servicio de la sociedad

Ignacio BarraqueMarsi Bionics es una startup nacida de la investigación pública española. Tiene su origen en el Centro de Automática y Robótica, centro mixto del CSIC y la UPM, un centro que lleva más de 20 años investigando sobre robots caminantes, robots que detectaban minas antipersona o que estaban preparados para recorrer planetas del sistema solar.

Hace unos años surgió la posibilidad de aplicar esa tecnología para una niña que como consecuencia de un accidente de circulación cuando tenía un año de vida quedó tetrapléjica. Cuando fabricamos nuestro primer exoesqueleto y Daniela anduvo por primera vez en su vida a los 9 años de edad, fue cuando la emoción nos superó y encontramos un sentido a tantos años de trabajo, supimos que ese era el campo en el que teníamos que centrarnos: hacer que todos los niños y ancianos del mundo con restricciones para caminar tengan acceso a esta tecnología.

El reto era una misión casi imposible cuando la Dra. Elena García Armada empezó con el proyecto porque los grandes fondos de inversión americanos y japoneses están invirtiendo sumas inimaginables de dinero en esta línea. Afortunadamente, la línea de investigación que estas empresas están siguiendo se basa en la multiplicación de la fuerza, en conseguir que el ser humano alcance metas que por sí mismo que solo no podría. El movimiento para ellos es intrascendente.

El equipo de la Dra. Elena eligió otro camino mucho más complicado en cuanto a tecnología: hacer que el movimiento robótico reflejara fidedignamente el movimiento humano. La potencia es secundaria, el objetivo es ayudar a personas con limitaciones a la hora de desplazarse a que puedan hacerlo.

Desde ese momento nos especializamos en ancianos y en niños con enfermedades neurodegenerativas. Niños que la enfermedad les postra en una silla de ruedas y, desde ese momento, los problemas se aceleran e incrementan: rigidez articular, deformación muscular, pérdida de densidad ósea, problemas circulatorios, etc.

Nuestro objetivo es aumentar la calidad de vida de estos niños sustituyendo la silla de ruedas por unexoesqueleto que les permita andar erguidos, retrasando todas esas complicaciones derivadas del sedentarismo. No podemos combatir la enfermedad pero podemos aumentar significativamente lacalidad de vida de miles de niños, millones en el mundo.

De las tres patentes que ha generado el equipo hay una de ella que es realmente un avance tecnológico que merece todos los reconocimientos. Se trata de la articulación de la rodilla. Imita la articulación humana, ese conjunto de huesos, cartílagos y líquidos que es capaz de reaccionar a las órdenes del cerebro ante situaciones inesperadas: un agujero, una baldosa que se mueve, una piedra, un tropezón, etc. La rodilla reacciona e impide que nos caigamos.

Nuestra articulación hace lo mismo. Reacciona ante cualquier imprevisto evitando que el robot se desequilibre. Gracias a ello nuestros productos pueden andar en cualquier tipo de superficie y en cualquier dirección. De aquí nuestro principal valor diferencial: nuestros exoesqueletos van a poder utilizarse durante todo el día en las actividades cotidianas. No sólo en gimnasios para rehabilitar.

Marsi Bionics ya ha salido del laboratorio y este año 2015 vamos a pasar los ensayos clínicos en dos hospitales: Ramón y Cajal de Madrid y Sant Joan de Déu de Barcelona. Más de 200 niños probarán elexoesqueleto y uno de ellos lo llevará fuera del gimnasio.

De esta forma, en 2016 tendremos todas las acreditaciones para comercializar nuestros productos.

Si bien nuestros clientes son las familias con niños y ancianos dependientes, debemos utilizar el canal prescriptor del médico y del fisioterapeuta por lo que estamos obligados a convencerles de las ventajas que esta tecnología tiene en sus pacientes.

Si bien en ingeniería hay miles de publicaciones sobre exoesqueletos en Pubmed (repositorio de publicaciones médicas) no alcanzan a 500. Esto es porque nuestra tecnología no es de dominio general y es la primera barrera que estamos superando.

Para ello estamos trabajando con médicos y con las organizaciones de afectados para informarles de nuestros productos y proporcionarles el acceso a ellos. Gracias a la financiación pública y a laResponsabilidad Social Corporativa de las empresas estas asociaciones están consiguiendo presupuesto para instalar un exoesqueleto en los centros médicos de referencia para sus familiares.

¿Cuál es el retorno social que una empresa obtendría si apoyara la investigación española, la generación de trabajo, la creación de tecnología de valor en España y un proyecto social 100% para que familias completamente desesperadas recuperen parte de la ilusión?