Gobernanza abierta y transparente, la RSC de los Gobiernos

En una ocasión, en una entrevista de trabajo me preguntaron la diferencia entre lealtad y responsabilidad. Después de pensarlo unos segundos, respondí algo así: “La lealtad se entiende cómo cumplimiento de la palabra comprometida frente al otro, mientras que la responsabilidad es el compromiso que tenemos frente a nosotros mismos”.

La Responsabilidad Social Corporativa es el compromiso que las empresas, como ente, como persona jurídica, tienen frente a sí mismas con respecto al resto de la sociedad. Si en las empresas es el presidente, director general o CEO, la cabeza visible y el máximo responsable, en democracia, entendida cómo el gobierno del pueblo, es la propia sociedad quién contrae responsabilidad frente a sí misma. Por paradójico que suene, somos los jefes del gobierno. En democracia representativa, la nuestra lo es, los gobernantes nos representan. ¿Qué significa esto? Que no nos gobiernan ellos, gobernamos nosotros a través de ellos. Si nos suena raro es porque sucede un poco cómo con esta frase que se atribuye a Einstein: “La teoría es cuando lo entendemos todo y nada funciona, la práctica es cuando todo funciona y nadie entiende por qué; aquí tenemos teoría y práctica, nada funciona y nadie sabe por qué.” Aunque por supuesto la cuestión es mucho más complicada.

En Vizzuality creemos que es importante que los ciudadanos tengan tanto conocimiento cómo sea posible sobre lo que hacen los gobiernos. Y lo entendemos, de algún modo, cómo responsabilidad social corporativa “gubernamental”. Al fin, todos debemos rendir cuentas a nuestros superiores cuando trabajamos por cuenta ajena. Y lo mismo debería suceder con los responsables políticos.

Por eso, nuestra cooperación con la Governance Data Alliance (o Alianza sobre la gobernanza basada en datos) una colaboración única de organizaciones que trabajan juntas para ayudar a los ciudadanos, organizaciones cívicas y gobiernos a crear un mundo dónde la gobernanza sea transparente, tiene perfecto sentido. ¿El objetivo? Un mundo en que la ciudadanía se vea empoderada y capaz de pedir cuentas a su gobierno. Gracias a los datos de los que disponen, hemos podido empezar a ver lo abiertos que son los gobiernos en lo que respecta a su actividad. ¿Cuánto tenemos qué decir los ciudadanos en cuanto a las políticas que realizan? ¿Hasta qué punto es fácil acceder a la información sobre presupuestos y otros procesos? ¿Cómo queda nuestro país comparado con sus vecinos? Esta última pregunta quizá sea de las más importantes, puesto que, si existen otros gobiernos más abiertos y transparentes disponemos de un precedente en el que basarnos a la hora explicar al gobierno cómo queremos que se hagan las cosas.

Para nosotros ha sido un orgullo trabajar junto con la Alianza para desarrollar una aplicación Web que ponga todos los datos que han reunido, por primera vez, en las manos de personas de todo el mundo; de manera que puedan usar dicha información para crear países más transparentes. Una cuestión crucial era crear la web de modo que el usuario genérico pudiera familiarizarse con ella con rapidez y, al tiempo, que interpelara a los gobiernos a ser lo más transparentes y abiertos a la participación como fuera posible.

Para ello, una combinación de diseño intuitivo y buena implementación han sido imprescindibles. El resultado es una página con las características adecuadas para la tarea, que incluye un tablero que permite ver la información tanto a través de un Índice como por países. El Índice sirve para que el primer vistazo a la información sea lo más informativo posible, permitiendo hacernos una idea general de cómo funciona la página sin perdernos en números o en datos abstractos.  La información segmentada por países, permite comprender la situación concreta de cada estado e incluye una función comparativa, ayudándonos a entender no sólo la transparencia existente en cada una de las facetas (como la facilidad para acceder a la información de agencias gubernamentales o la apertura

Sergio Estella, CEO de Vizzuality