Germán Rodríguez Bernal. Delegado de CODESPA en Centroamérica

La RSC+D como instrumento para cambiar vidas

Germán RodriguezLa Responsabilidad Social Corporativa, RSC, permite a las empresas adquirir un compromiso con la sociedad. En colaboración con las ONG, estas empresas descubren que los conocimientos y experiencias que poseen, ayudan a diseñar soluciones sostenibles a los problemas sociales actuales. Las acciones donde las actividades de RSC de la empresa se alinean de manera más explícita con la reducción de la pobreza y el desarrollo a largo plazo, son generalmente conocidas como RSC para el Desarrollo (RSC+D) o “Acciones Empresa y Desarrollo”.

La RSC+D ha tenido auge en los últimos años a nivel mundial y por supuesto El Salvador no es la excepción. En el año 2013, FUNDEMAS, organización dedicada a promover la RSE en El Salvador desde el año 2000 y otras gremiales realizaron varios estudios para conocer el estado de la RSE en este país, los cuales fueron realizados a una muestra de 598 empresas de diferentes tamaños y sectores productivos de la economía nacional, en el que se reveló que la empresa privada invierte más de U$633 millones de dólares en acciones sociales para mejorar el acceso a educación, la calidad de la salud y el deporte.

Lo cierto es que tanto en El Salvador como en otros países de desarrollo se necesita de las empresas para unir esfuerzos y apoyar a los sectores excluidos sin dejar por fuera al sector agropecuario que es donde se concentra la mayor actividad económica y aun así es el sector que recibe menores ingresos. Los problemas fundamentales que enfrentan las comunidades rurales en este país son la escasez de medios y la falta de asistencia técnica para la diversificación de la producción, el otro problema es la falta de acceso a crédito que a su vez les permita obtener tecnología apropiada que mejore su producción agrícola.

En la actualidad ya hay organismos locales, nacionales e internacionales que se han dado a la ardua tarea de apoyar este sector, tal es el caso de Fundación CODESPA que tiene más de 10 años de trabajo en este país, pero aún falta sumar esfuerzos.

En cuanto se refiere al trabajo con la empresa CODESPA busca que la primera se implique en la solución de los problemas que afecten a la sociedad en su conjunto o en las comunidades donde operan. El objetivo es apoyar a la empresa en el desarrollo de negocios inclusivos que permitan una ganancia para la empresa y un retorno social para los más pobres. Gracias a esto nacen convenios que impulsan proyectos que benefician a personas de escasos recursos de las zonas rurales como es el caso de El Salvador, porque trabajando en conjunto con asociaciones financieras o alguna otra empresa que facilite el acceso a créditos o a tecnologías de riego se puede garantizar una mejor calidad de vida a las personas pobres así como se ha hecho hasta el momento en este país.

Desde CODESPA se tiene la convicción que las empresas pueden hacer una gran contribución a la lucha contra la pobreza tanto en El Salvador como en otros países en desarrollo, para ello laRSC se debe de trabajar además de manera filantrópica con proyectos de innovación social de la mano de Alianzas Público Privadas para el Desarrollo, APPD, que implique un ganar-ganar para todos los involucrados, pero sobre todos para las personas que necesitan oportunidad para cambiar sus vidas.