¿Es el turismo una actividad inclusiva para las personas con discapacidad física? 

0

El 70 % de las personas con discapacidad tiene posibilidades económicas para viajar, pero no siempre pueden. 6 de cada 10 personas con movilidad reducida dejará de viajar este verano por falta de servicios e instalaciones accesibles

Las dificultades de accesibilidad (transporte, vías públicas, hoteles, etc) impiden visitar muchos lugares con normalidad. Un 25 % de las personas con movilidad reducida invierte más de 4.000 euros anuales en viajes, porcentaje que podría incrementarse con más oferta turística accesible. La accesibilidad es un gran negocio turístico que no se está aprovechando, pues si viaja una persona con discapacidad, posiblemente lo haga toda su familia, lo que aumentaría los beneficios económicos de las empresas turísticas, que podrían generar más empleos.

2017 es el Año Internacional del Turismo Sostenible para el Desarrollo, con el objetivo de sensibilizar acerca de la contribución del turismo sostenible al desarrollo.

“Con más de mil millones de turistas internacionales viajando por el mundo, el turismo se ha convertido en una poderosa fuerza transformadora que tiene una influencia decisiva en la vida de millones de personas. El turismo es uno de los principales sectores de generación de empleo en el mundo, ofreciendo importantes oportunidades de subsistencia y contribuyendo a aliviar la pobreza e impulsar el desarrollo inclusivo” Ban Ki-moon, Secretario General de la ONU.

El turismo es motor de desarrollo económico y de acercamiento entre culturas y fomento del respeto y la tolerancia pero ¿es una actividad inclusiva para las personas con discapacidad física y/o problemas de desplazamiento?

Según la Red Española de Turismo Accesible, el 70% de los ciudadanos europeos con algún tipo de discapacidad tiene posibilidades económicas para viajar. Teniendo en cuenta que suelen hacerlo acompañados de familiares y amigos, el potencial del turismo accesible asciende a 58,11 millones de viajeros.

Este potencial está desaprovechando. El 85% de las personas con movilidad reducida considera insuficiente la oferta de turismo accesible. Además, este verano, 6 de cada 10 dejará de viajar a ciertos destinos que le resultaban de interés, debido a la falta de servicios e instalaciones accesibles.

En muchos hoteles, solo hay las habitaciones accesibles que obliga la normativa. Suelen encontrarse en los lugares menos atractivos: son interiores, lejanas y no se utilizan con normalidad, al haber realizado unas actuaciones de accesibilidad demasiado evidentes y especiales, y no disponer de accesibilidad desapercibida.

La accesibilidad también promovería el turismo senior, que tanta importancia está adquiriendo en los últimos años: en una sociedad que ha alcanzado su récord de envejecimiento, las personas mayores demandan seguridad y comodidad en todas sus actividades.

“El turismo senior está resultando clave para nuestra economía: el descenso en los niveles de estacionalidad (los jubilados viajan fuera de temporada) no sólo supone unos ingresos extra para el sector, sino que posibilita la permanencia de puestos de trabajo, el mantenimiento de las cotizaciones salariales y el ahorro de subsidios de desempleo”. Francisco Mesonero, director general de la Fundación Adecco

Share.

Comments are closed.